Información sobre adopción en Uruguay y adopción en general

5 - Poema Solo soy un niño

| sábado, 3 de septiembre de 2011

No me grites lo que rápido debo correr,
déjame caminar, pausado, para contemplar y admirar lo que a mi pequeño paso puedo ver.
No me digas lo que debo hacer,
déjame gozar y disfrutar todo cuanto puedo aprender.
No me pidas que deje de mirar,
déjame ver otros horizontes y así poder viajar.
No me pidas que deje de soñar,
déjame ser feliz con todo lo que, sin límites puedo imaginar.
No me indiques, peyorizando cada error,
enséñame, sin olvidar que en la infancia el mundo el mundo se ve y se vive de otro color.
No me invadas, ni me hagas partícipe, ni cómplice, de lo que como adulto te causa dolor,
llena mi mundo con dulces y desborda mi vida con amor.
No me insultes por cada una de las vicisitudes de mi existir,
déjame experimentar, sin olvidar, que sólo estoy aprendiendo a vivir.
No me recalques que debo estudiar para sobrevivir,
déjame crecer y caminar en el pedregoso camino de la vida para saber elegir.
No me pidas que vertiginosamente debo madurar,
déjame saborear cada uno de mis héroes y mis juegos, y con ello mi mundo reinventar.
No me pidas que como adulto “debo pensar”,
déjame crecer sin perder la capacidad de asombro e imaginación y en la vida poder paulatinamente avanzar.
Y si ante mis argumentos, tu palabra de gran adulto se impone a mi sueño,
o si con mis torpezas y travesuras, tu adultez tiño:
disculpa mi ignorancia, no olvides que sólo soy un pequeño niño.
*Evelia Calva Ramírez es conductora del programa de radio "Saber es compartir" y Maestra en Educación Permanente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, este es un blog con comentarios moderados.