Información sobre adopción en Uruguay y adopción en general

Adopcion de niños mas grandecitos

| sábado, 3 de septiembre de 2011
8/08/2011 - Editorial publicado en el Boletín Informativo N° 37
EDITORIAL - Adopción de niños más grandecitos

Desde varios funcionarios ligados a la temática de la Minoridad y Adopción, venimos recibiendo la siguiente crítica: “en los Hogares hay niños grandecitos que no pueden tener una familia porque los pre-adoptantes sólo quieren bebés”.
Esta frase, escuchada mucho más de lo que lo merecemos, puede ser analizada desde varios ángulos:la realidad es que cuando hombres y mujeres nos proyectamos como padres o madres, automáticamente se nos representa interior y afectivamente, la imagen de un bebé. Biológica, cultural y socialmente la paternidad nos encuentra con un bebé en los brazos.
Luego de asumir y aceptar que no podremos ser padres o madres desde la biología, empezamos a visualizar la posibilidad de formar nuestra familia a través de la Adopción
¿Es natural ser mamá o papá de repente de un niño de 8 años? ¿O de hermanitos de 6, 9 y 11? No, no es natural. ¿Se puede tomar con naturalidad? En un principio no.
Sabemos que es una situación más que factible pero que hay que pensarla, imaginarla, elaborarla y aceptarla. Es un proceso que cada uno o cada pareja irá haciendo.
Nos preguntamos entonces, el Estado, las instituciones, en definitiva los funcionarios que critican que nuestras mentes no puedan, en un primer momento, concebir la formación de una familia de un modo fuera de lo común ¿pensaron que podrían contribuir a mejorar la realidad de los niños más grandecitos que esperan, ayudando a los pre-adoptantes a considerar otras posibilidades, acompañándolos a re-definir la imagen mamá – papá - bebé?
No, no lo están haciendo, es más fácil echarnos la culpa a los papás en espera.
Hoy por hoy, los que estamos intentando abrir caminos en este aspecto, somos nosotros desde los distintos grupos de autogestión (editorial-homenaje) quienes despacito, con mucho trabajo y aprendizaje mutuo, intentamos que quienes puedan se animen a pensar en la posibilidad de formar una familia a través de la Adopción de niños más grandes, no-bebés.
Despuès de ese primer paso, tan importante, viene el segundo que no lo es menos precisamente: esa adopción y esa forma especial de formar una familia con chiquitos más grandes tiene singularidades que es necesario contemplar, conocer, diferenciar, saber con qué herramientas adecuadas podamos resolver las posibles contingencias que surjan. Y es ahí dónde nuevamente los grupos de autogestión son los que salen a compartir experiencias, ayudando y conteniendo a pares que están atravesando dificultades. Y una vez más surge la pregunta: ¿y las instituciones estatales qué hacen al respecto?
Cuando se agotaron las instancias para que el niño se re-vincule con su familia de origen y por lo tanto se decrete la situación de adoptabilidad, creemos que sigue siendo el Estado quien, a través de distintos mecanismos, debe ser el responsable de darle a ese niño la mejor familia posible. Para ello serían necesarias varias tareas:
1) acompañar a los niños mientras están institucionalizados, creando en ellos el concepto de familia, ya que la que han tenido no ha sabido serlo y las instituciones, en el mejor de los casos, son sólo un lugar que los aloja. Alojamiento que debe ser transitorio y acotado, no eternizado en algunos casos hasta su mayoría de edad.
2) preparar a los preadoptantes para pensar que la maternidad/paternidad puede comenzar con niños más grandes y a partir de allí ir aprendiendo cuáles son las particularidades de este tipo de adopciones
3) una vez comenzada la vinculación, acompañar tanto a los niños como a los adultos para aprender a resolver las dificultades propias de la inserción de niños, con una carga de dolor muy importante, en una nueva familia.
4) brindar un servicio profesional post-adoptivo opcional, para que esta necesidad que generalmente surge de tratamientos psicológicos sean contenidos dentro de personal idóneo y no tener que salir las familias a buscarlos en el sector privado que, además de lo oneroso que eso es, no siempre se encuentran profesionales que puedan contemplar las particularidades propias surgidas de la temática.
Una vez más, ante la ausencia del Estado, surgen desde la sociedad misma, salvavidas para no hundirnos en el intento. Aspiramos a que en algún momento, estas agrupaciones sean un complemento de la tarea eminentemente estatal y no que se dediquen a suplir su ausencia en el tema.
link: h
ttp://www.serfamiliaporadopcion.org/index.php/ser-familia-por-adopcion/archivados/1864-18082011-editorial-publicado-en-el-boletin-informativo-nd-37

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, este es un blog con comentarios moderados.