Información sobre adopción en Uruguay y adopción en general

INAU en el ojo de la tormenta

| domingo, 22 de enero de 2012

INAU en el ojo de la tormenta

22.01.2012 | 12.44

Aparecieron en Canelones familiares directos de la bebé Mia, y podrían reclamar la custordia de la menor, lo que genera dudas sobre la búsqueda que realizó el organismo.
Actualizado 15:04

Varios casos similares  en todo el país dejan al Instituto del Niño y el Adoleste en una situación compleja.

Plazos que no se cumplen, búsquedas de familiares que no se hacen y  procedimientos diferentes para casos iguales,  son algunos de los aspectos señalados desde varios actores sociales en relación a los dependientes del INAU.

En Paysandú, Salto, Canelones, y Durazno existen hechos no mediáticos parecidos al de Mia, quien por resolución judicial quedó con la  familia adoptiva.

En Durazno, el instituto perdió un caso similar al de la beba de 16 meses de Las Piedras.

Estos factores destacan los desaciertos que generan inestabilidad emocional en menores, teniendo en cuenta que según la opinión de varios psicólogos, a los 9 meses ya está establecido el lazo emocional del bebé con quien lo tiene a su cargo.

Menores en situaciones similares a la planteada con la bebé de Las Piedras, arrojan incertidumbre sobre el destino de quienes permanecen a cargo del instituto.

El diario El Pueblo de Salto, da cuenta en su edición digital del caso de Walter Emmanuel, un chiquito de 3 años que le fue quitado a su cuidadora Miriam Leal en ocubre pasado.

En el retiro participó la fuerza policial, que por orden judicial se llevó de la casa donde había vivido el niño desde los 6 meses de vida, que desde entonces está con una familia adoptiva en Dolores.

La ley establece que deben buscarse familiares cosanguíneos hasta la tercera generación, esto es en primer lugar padres, luego abuelos, y después tíos.

En algunos casos, como el de la madre de Mia, se conoce que está en una situación muy compleja, en un contexto de situación de calle, drogas y alcohol, y que –por el momento- no ha demostrado interés por recuperar a la niña. Pero la pregunta que se hacen algunas fuentes consultadas, es qué pasa si aparece un abuelo o un tío y reclama su nieto o sobrino?. En algunos casos desconocen absolutamente la situación planteada porque nunca fueron contactados.

La diputada nacionalista Verónica Alonso, en diálogo con Espectador al día, dijo que hace más de dos años que viene trabajando en este tema. Agregó que a pesar de su insistencia no ha encontrado eco en la bancada oficialista para legislar en forma urgente al respecto.

La legisladora añadió que le duele que el INAU sólo diga que se quiere hacer un circo político de estos “hechos dolorosos donde las primeras víctimas son los niños”, según expresó.

La diputada Alonso volvió a  responsabilizar  en primer lugar al INAU, del que dijo es el primero que debe proteger el interés del niño.

No sólo no asume su responsabilidad, sino que también afirma que el fallo judicial avala  el accionar del instituto, cosa que no es exactamente así.

En el caso puntual de Mia, la legisladora remarcó que leyó el fallo de la Jueza, y en él la magistrada  marca expresa y claramente las irregularidades en los procedimientos, y el  no cumplimiento de los procesos y de los plazos por parte del INAU.

Actualmente el INAU es juez y parte y esto no puede ser así, no debería detentar el mecanismo de  adopción de menores, dijo Alonso.

Mientras tanto, el doctor Sergio Rodriguez, que fue el representante legal de la cuidadora de Mia, es también el abogado de todas las cuidadoras del INAU.

Su relación nació cuando las cuidadoras entablaron demandas judiciales contra el instituto en reclamo de derechos laborales, luego empezaron las consultas de algunas mujeres a las que se les notificaba que debían entregar a algún menor a su cargo.

Rodriguez se ha transformado en el abogado de las familias sustitutas, a las que el  INAU, les entrega un niño para su cuidado mientras dure el proceso de adopción, pero a los que se los quita en el caso de que se genere  un vínculo afectivo entre éstas y los niños, al punto de decidan pedir su adopción.

Este profesional, nació en Paysandú, fue adoptado, y se recibió en la Regional Norte de la Universidad de la República. Trabaja en estos casos porque reconoció que le “tocan muy de cerca”

Rodriguez aseguró a El Espectador que en el caso concreto de Mia, nunca se buscó a otros familiares biológicos.

El defensor de las cuidadoras, dice que el sistema que aplica el INAU siempre es parecido y siempre cerca de las ferias judiciales.

Rodriguez se refirió también al caso registrado en Durazno, donde el INAU perdió un caso como el de Las Piedras. El abogado dijo que el instituto sostiene que ha ganado todos los juicios, pero que esto no es así, sólo  que nunca lo informaron.

Rodriguez confirmó a Espectador al día la aparición de familiares sanguíneos de Mia en Canelones, lo que viene a complicar el ya complejo escenario que ha rodeado a este caso.

Se siguen dejando víctimas en el camino, los niños, los padres adoptivos, los cuidadores y también los familiares directos, son quienes sufren la consecuencia de todas estas irregularidades.
http://www.espectador.com/1v4_contenido.php?id=231179&sts=1

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, este es un blog con comentarios moderados.