Información sobre adopción en Uruguay y adopción en general

El impacto de la adopción en las personas adoptadas

| jueves, 1 de julio de 2010


El impacto de la adopción en las personas adoptadas (Impact of Adoption on Adopted Persons)
A medida que las discusiones sobre el proceso de adopción se hacen más abiertas y aceptadas en la sociedad estadounidense, y a medida que más estadounidenses tienen experiencia con la adopción, existe también mayor atención enfocada en las personas involucradas en una adopción—la persona adoptada, los padres biológicos y los padres adoptivos (a los cuales se les refieren a menudo como el triángulo de adopción o, más recientemente, la constelación de adopción). Las personas que han tendido experiencia de primera mano con la adopción se están ofreciendo a hablar o escribir sobre el impacto de la adopción en todos los miembros del triángulo de adopción.
Esta hoja informativa examina el impacto que la adopción tiene en las personas adoptadas que han alcanzado la adultez. Si bien es difícil hacer declaraciones generales sobre un grupo tan diverso como las personas adoptadas, se puede decir que las personas adoptadas generalmente viven vidas no tan distintas de las personas no adoptadas; sin embargo, las personas adoptadas tienen experiencias que son únicas y estas experiencias pueden haber tenido un impacto en sus vidas en varias ocasiones.
Existen varios temas que surgen tanto de las versiones personales de las personas adoptadas como de los estudios de los investigadores académicos. Esta hoja informativa trata estos temas, incluyendo la pérdida, el desarrollo de la identidad y la auto-estima, el interés en la información genética y manejando los asuntos de la adopción.
  • La sección sobre los asuntos de la adopción estudia algunos de los asuntos a los cuales las personas adoptadas se pueden enfrentar, lo cual incluye asuntos de desarrollo y emocionales y la necesidad de obtener información genética o médica.
  • Manejando los asuntos de la adopción resume algunas de las maneras en que las personas adoptadas manejan los asuntos relacionados con las adopciones.
  • La sección sobre los recursos para las personas adoptadas incluye sitios web y otros recursos.

La pérdida y el dolor. La pérdida de los padres biológicos como consecuencia de la adopción establece una estructura para que existan los sentimientos de pérdida y abandono que muchas personas adoptadas pueden experimentar en alguna etapa de sus vidas. Aun las personas que son adoptadas como recién nacidos a veces pueden sentir la pérdida de un vínculo temprano con la madre, aun cuando ésta pérdida no llegue a ser aparente sino hasta que el niño sea mayor y capaz de entender las consecuencias. En el libro Being Adopted: The Lifelong Search for Self [Ser adoptado: toda una vida en búsqueda del propio ser], los autores Brodzinsky, Schechter, and Marantz (1992) sugieren que la aceptación de la pérdida de los padres biológicos juntamente con la búsqueda del propio ser, son dos procesos que pueden contribuir a formar el desarrollo psicológico de las personas adoptadas. Estos autores delinean tareas del desarrollo que una persona adoptada debe confrontar en cada etapa de su vida para lograr una adaptación sana y para sobrellevar los sentimientos de pérdida y la búsqueda del propio ser.
La pérdida, al igual que los sentimientos de rechazo y abandono por parte de los padres biológicos, son temas frecuentes en libros y artículos escritos por personas adoptadas acerca de sus experiencias. Las personas adoptadas, como niños y como adultos, se pueden preguntar por qué fueron colocados en adopción o que tenían ellos de “malo” que causó que sus padres los entregaran en adopción. El dolor es una reacción común hacia la pérdida de los padres biológicos, y el sufrimiento puede empezar cuando el niño es lo suficientemente mayor como para entender el significado de ser adoptado. Los niños menores que son capaces de entender que han adquirido padres adoptivos también son capaces de entender que han perdido a sus padres biológicos, y la comprensión de ésta pérdida puede provocar el sufrimiento. El niño o adulto adoptado puede tener momentos de dificultad para encontrar un desahogo para éste dolor, ya que el sufrimiento por la pérdida de los padres biológicos no es una reacción que la sociedad reconoce. Si la familia adoptiva generalmente es feliz, el niño o adulto adoptado puede inclusive sentirse culpable por sufrir la pérdida de sus padres biológicos.
Junto con el dolor y la culpabilidad, la persona adoptada puede reaccionar a la pérdida con sentimientos normales, tales como el enojo, confusión, depresión, ansiedad o temor. Estos sentimientos pueden ocurrir tanto durante la niñez y la adolescencia, como también en las etapas futuras de la vida, especialmente durante los hitos cargados de emoción, como el matrimonio, nacimiento de un niño, o el fallecimiento de un padre. Además, nuevas experiencias de pérdida pueden provocar recuerdos de la pérdida de los padres biológicos. Por ejemplo, algunas personas adoptadas que enfrentan un divorcio o la muerte de un cónyuge pueden encontrar la experiencia especialmente difícil, porque ésta nueva pérdida revive los antiguos temores de abandono y pérdida. Las personas adoptadas que experimentan sentimientos de abandono durante la adultez podrían o no reconocer la conexión entre sus sentimientos actuales y los antiguos sentimientos de pérdida inicial de sus padres biológicos.
Las personas adoptadas también pueden sufrir pérdidas secundarias. Por ejemplo, junto con la pérdida de la madre biológica y el padre biológico, la persona adoptada puede sufrir la pérdida de sus hermanos y hermanas, al igual que de sus abuelos, tíos y primos. Puede haber una pérdida de la conexión cultural o del idioma (en casos de la adopción entre países o interracial). Para aquellos que fueron adoptados como niños mayores, puede haber la pérdida de hermanos, amigos, mascotas, familias de cuidado tutelar, escuelas, vecindarios y el entorno familiar. Todas estas pérdidas pueden causar dolor y pueden requerir algún tipo de desahogo o alguna forma de resolución.
El desarrollo de la identidad y el auto estima. A menudo, las preguntas de las personas adoptadas sobre la identidad ocurren primero durante la adolescencia. La tarea de desarrollo de la identidad durante la adolescencia es a menudo más difícil para el joven adoptado debido a los asuntos adicionales de la adopción. El desarrollo de la identidad del adolescente adoptado incluye preguntas sobre la familia biológica, por qué el o ella fue colocado(a) en adopción, que paso con los padres biológicos, si el adolescente se parece a los padres biológicos en apariencia u otras características, y si el adolescente “pertenece” en términos de educación, clase social, cultura, grupo paritario y más. La pregunta de la influencia de la naturaleza (rasgos heredados) versus la crianza (rasgos adquiridos) puede llegar a ser muy real para el adolescente adoptado que está tratando de determinar el impacto de todas estas influencias sobre su propia identidad.
Los asuntos de la identidad pueden continuar hasta la edad adulta. El nacimiento de un niño a una persona adoptada puede hacer que regresen algunos de estos asuntos, a medida que el nuevo padre puede sentir la conexión biológica con un familiar por primera vez. Para esta persona, ahora hay alguien que “se parece a mí”. Esta nueva conexión puede causar al adulto adoptado a que vuelva a visitar asuntos previos de identidad. El nuevo padre también puede ser provocado a pensar acerca de lo que su madre biológica sintió al dar luz y lo que la madre biológica y el padre biológico pueden haber sentido al tomar la decisión de colocar a su niño en adopción. Los adultos adoptados que se convierten en nuevos padres pueden ser comprensivos a las dificultades de sus padres biológicos, o quizás se pregunten cómo los padres biológicos pudieron colocarlos en adopción.
Acompañando los asuntos de identidad están los asuntos de auto estima—en otras palabras, cómo se siente la persona adoptada sobre sí mismo. Un número de estudios ha encontrado que, aun cuando en mayor parte las personas adoptadas se parecen a las personas no adoptadas, ellas a menudo obtienen puntuaciones más bajas en las medidas de auto estima y en la auto confianza (Borders, Penny & Portnoy, 2000; Sharma, McGue & Benson, 1996). Este resultado puede reflejar el hecho de que algunas personas adoptadas pueden verse a sí mismos como personas diferentes, fuera de lugar, no bienvenidos o rechazados. Algunos de estos sentimientos pueden resultar de la pérdida inicial de los padres biológicos y de crecer lejos de sus padres biológicos, hermanos, y familiares; otros también pueden surgir de un sentimiento continuo de ser diferente a las personas no adoptadas quienes conocen sus antecedentes genéticos y familia biológica y pueden estar más seguros de su propia identidad como resultado.
Información genética. Las personas adoptadas a menudo carecen de historia genética y médica, como también otra información familiar. Una visita de rutina al doctor, donde se le pide a la persona adoptada proporcionar información de su historia médica, puede hacer a la persona adoptada sumamente conciente de lo diferente que ella es de aquellos que no son adoptados. Las personas que se enteran más tarde en su vida que fueron adoptados como bebés a veces son expuestos a riesgos porque se apoyaron en una historia médica familiar que más tarde descubren que era totalmente incorrecta.
Cuando una persona adoptada planea casarse o tener hijos, su necesidad para obtener información genética puede llegar a ser más importante. Las personas adoptadas tienen distintas preguntas sobre el niño que producirán, por ejemplo, a quién se parecerá el niño y si el niño heredará cualquier desorden genético que era desconocido para la persona adoptada.
En muchos casos, información que no identifica a la persona, tal como la historia médica, puede ser colocada en el archivo de adopción por los padres biológicos o la agencia en el momento de la adopción. Las agencias de adopción o los abogados pueden permitir a las personas adoptadas tener acceso a esta información que no identifica a la persona. En algunos estados, las personas adoptadas pueden solicitar al juez abrir sus documentos de adopción, y algunos jueces reaccederán a hacerlo para proporcionar información médica urgente. (Vea la hoja informativa legal de NAIC en inglés Access to Family Information by Adopted Persons). Sin embargo, el obtener acceso a información proporcionada por los padres biológicos en el momento de la adopción puede no ser suficiente para aportar información médica completa. Es más útil si los padres biológicos, a lo largo de los años, actualizan el archivo que guarda la agencia de adopción o el abogado. De esa manera, la persona adoptada puede aprender si un padre biológico o abuelo desarrolló alguna enfermedad o condición genética más adelante.
La investigación muestra que las personas adoptadas son similares a las personas no adoptadas en su adaptación de adulto (vea los trabajos de investigación escritos por Kelly, Tower-Thyrum, Rigby, & Martin; Borders, Penny, & Portnoy; Feigleman; y Smyer, Gatz, Simi, & Pedersen). Sin embargo, también existe investigación significativa, juntamente con los testimonios personales de las personas adoptadas, que sugieren que muchas personas adoptadas luchan con asuntos de pérdida, identidad y auto estima. Existen varias formas en que las personas adoptadas manejan estos asuntos.
Los grupos de apoyo. Muchas personas adoptadas son ayudadas por los grupos de apoyo donde pueden hablar sobre sus sentimientos con otras personas que tienen experiencias similares. El grupo de apoyo puede proporcionar un muy necesitado desahogo para cualquier sentimiento persistente de pérdida o de dolor. Las personas adoptadas pueden encontrar apoyo para nuevas pérdidas que ocurren durante su adultez. Además, los grupos de apoyo pueden proporcionar ayuda a la persona adoptada con la decisión de buscar o no a sus parientes biológicos o con otros asuntos. Se pueden encontrar las listas de los grupos de apoyo por Estado en el Directorio Nacional de Adopción.
Terapia. Algunas personas adoptadas pueden necesitar más ayuda de la que reciben de su familia o amigos o mediante un grupo de apoyo. En estos casos, las personas adoptadas pueden buscar terapia profesional. Es importante identificar un consejero que tenga experiencia con los asuntos de adopción. Algunas veces, la agencia de adopción original puede proporcionar una referencia. También, los grupos de apoyo pueden tener experiencia con los consejeros locales y ser capaces de dar una recomendación. El sitio web del NAIC tiene una hoja informativa, Selecting and Working With an Adoption Therapist.
Educación. Para muchas personas adoptadas, el hecho de leer sobre las experiencias de otras personas adoptadas puede ser un mecanismo útil para sobre llevar el estrés. El saber que hay otras personas que han pasado por experiencias similares puede proveer cierta tranquilidad de que estos sentimientos son normales. Un número creciente de libros y de sitios web trata sobre los temas de la adopción, y la persona adoptada que tiene tiempo para buscar estos recursos podrá encontrar historias e información acerca de personas con experiencias similares. Tales historias pueden incluir información acerca de personas adoptadas dentro del país como bebés o como niños mayores adoptados del sistema de cuidado tutelar o personas adoptadas de otro país.
Buscando. Más y más personas adoptadas están actuando para hacer su deseo de buscar a sus familias biológicas una realidad. Esto se refleja en el número de sitios web y los libros sobre la búsqueda y hasta en el cambio de las leyes estatales que regulan el acceso a los registros de la adopción. Los informes sobre las reuniones de adopción son mixtos; algunas resultan en nuevas relaciones felices, y otras no. Sin tener en cuenta el resultado, la mayoría de los que buscan reportan estar contentos de haber encontrado la verdad sobre si mismos y que la verdad ha llenado un vacío para ellos.
El proceso de la búsqueda en realidad abarca un número de pasos, desde tomar la decisión de buscar a los padres biológicos u otros parientes biológicos, hasta llevar a cabo la búsqueda, y si tiene éxito, organizar la reunión y establecer una relación pos reunión con los familiares biológicos. La decisión de iniciar una búsqueda es una decisión personal, y muchas personas adoptadas nunca buscan. Para las personas que buscan, la decisión puede ser provocada por un acontecimiento importante en su vida, o puede ser una culminación de varios años de preguntas sin obtener respuestas. El proceso de la búsqueda en sí puede ser estresante y llevar mucho tiempo; sin embargo, las recompensas pueden ser mayores cuando resulta en una reunión que ambas partes desean. Las personas adoptadas que están interesadas en buscar deben referirse a la hoja informativa Buscando a parientes biológicos.
Los que buscan encontrarán que no existe una ley federal que regule el que una persona adoptada pueda obtener acceso a la información sobre sus padres biológicos, la adopción, o un certificado de nacimiento original. En su lugar, el acceso a la información de la adopción está regulado completamente por las leyes del estado donde se llevo a cabo la adopción, y estas leyes estatales varían dramáticamente. Se puede encontrar información sobre el acceso a la información y documentos sobre la familia biológica en las hojas informativas legales Access to Family Information By Adopted Persons [Acceso a Información Familiar por Parte de Personas Adoptadas]. Los grupos de apoyo para las personas adoptadas también pueden ser un buen recurso para información práctica sobre la búsqueda.

Link: http://www.childwelfare.gov/pubs/impactoadoptadas.cfm

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, este es un blog con comentarios moderados.