Información sobre adopción en Uruguay y adopción en general

“No siempre el desprendimiento de un niño de una familia es malo”

| domingo, 15 de enero de 2012

“No siempre el desprendimiento de un niño de una familia es malo”

Para el jerarca, la aplicación de la ley llevó al enfrentamiento con madres sustitutas

El Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) cuestiona la actitud de cuatro madres cuidadoras que expusieron mediáticamente la retirada de niños a su cargo para ser entregados en adopción.
Jorge Ferrando, miembro del directorio, remarcó que solo cuatro de 70 de estas mujeres se opusieron a la entrega de los menores. “No hay que quedarse solo con la imagen del desprendimiento” del menor de una familia sustituta, afirmó Ferrando.
¿La legislación ampara a las madres “sustitutas” o “cuidadoras”?
El programa de cuidadoras existe desde 1940. En varias legislaturas fue teniendo ajustes en las partidas que se entregan, en algún beneficio como el reconocimiento de la jubilación. De acuerdo a lo que prevé la ley, está pensado como familias que voluntariamente se proponen al INAU para tener a su cargo niños en cuidado transitorio, por un tiempo que no se puede definir de antemano, porque hay procesos judiciales de por medio. Durante ese tiempo la familia recibe una subvención mensual de casi
$ 5.000 por cada niño, para cubrir la alimentación y gastos de ropa y traslado.

¿Cuántas son las cuidadoras, cuántos niños tienen a su cargo y cuántos están en hogares de amparo?
Hoy tenemos unas 350 familias cuidadoras. Tienen 1.200 niños a su cargo y en hogares tanto de INAU como en convenio con ONG, estamos en cerca de 2.500 niños institucionalizados, de diversas edades. La mayoría no está en condiciones de ser adoptados, porque tienen algún familiar con el que se vinculan, pero no los tienen a su cargo, o son grandes o con discapacidades y es más difícil que sean adoptados.

El proyecto para modificar la ley de adopciones propone alterar el registro para admitir que las cuidadoras sean adoptantes. ¿El INAU está de acuerdo con esto?
La ley actual habla de flexibilidad del registro. Algunos interpretan que eso sirve para que el INAU elija para adoptante a cualquier persona, por ejemplo una cuidadora, y nosotros entendemos que la interpretación correcta es que se puede alterar el registro de las familias seleccionadas.Sino el proceso de selección se vería vulnerado por otras situaciones de adopción que se darían por fuera de la ley.

¿Por qué si las madres cuidadoras existen hace tantos años en los últimos meses se generó un conflicto entre el INAU y ellas?
La puesta en marcha de la ley empezó a tener un mayor nivel de exigencia en los procesos. Antes no se actuaba con la misma celeridad y un niño quedaba cuatro o cinco años con una cuidadora y nadie se preocupaba por ver si había que entregarlo o no en adopción. La ley entró a poner plazos y eso implica estar encima para que todas las situaciones que requieren adopción se resuelvan.

¿Todas las madres cuidadoras se oponen a que los niños a su cargo sean entregados en adopción?
No. De los 74 niños entregados en adopción en 2011, solo en tres casos las cuidadoras crearon situaciones conflictivas con alta exposición pública por la reacción que tuvo la familia. En los otros nadie salió a decir ‘a mí me va bien, estamos haciendo el proceso de integración’.  Es decir que la mayoría de las situaciones se dieron de modo exitoso.

Algunas cuidadoras denuncian que una vez que se les quita el menor a su cargo, pierden todo contacto con él, ¿esto es así?, ¿por qué?
No es así. A la familia cuidadora se la mantiene informada del trámite de adopción y se le propone participar en esa integración y que el niño lleve sus fotos y juguetes al nuevo hogar. Cuando se quieren quedar con el niño es cuando la integración se ve afectada.

¿Cómo responde el INAU ante la imagen dramática de un menor pequeño que llora o se aferra a sus padres cuidadores cuando vienen a retirarlo de ese hogar?
No hay que quedarse solo con la imagen del desprendimiento, sino pensar en el nuevo proceso con los padres adoptivos, que lo quieren (al menor) y lo reciben con cariño y precisan un ambiente donde no estén en exposición pública. No siempre el desprendimiento de una familia (cuidadora) es malo.


La psicología infantil advierte que un segundo abandono puede causar daños en el futuro del niño
Es cierto que los primeros meses de vida de un menor son muy importantes. Eso no quiere decir que ese niño no va a tener otros problemas, o que ese primer año de vida te asegure para adelante una vida sana. Ya hay un primer desprendimiento de la madre biológica, que siempre genera en el niño la búsqueda de querer saber sus orígenes y por qué lo dejaron. En general los problemas que se han presentado con los menores adoptados han sido en la adolescencia.

 http://elobservador.com.uy/noticia/216913/no-siempre-el-desprendimiento--de-un-nino-de-una-familia-es-malo/

 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, este es un blog con comentarios moderados.